Los campos de lavanda en Brihuega

¡Tengo un plan! Quiero proponerte un paseo por el campo. Pero no será un paseo cualquiera ni a un campo cualquiera. Daremos un paseo tranquilo, relajante… romántico. Iremos a unos campos únicos, mágicos… Disfrutaremos de una auténtica joya que nos regala la naturaleza en el mes de julio: la floración de la lavanda. Hoy quiero llevarte a pasear por los campos de lavanda en Brihuega. ¿Te apuntas a mi plan?

Campos de Valdesaz, Brihuega, Guadalajara
Campos de Valdesaz

Brihuega, tierra de lavanda

Brihuega es una localidad situada en el corazón de la Alcarria Alta, en la provincia de Guadalajara, a tan solo 90 km. de Madrid. Para llegar iremos por la A-II y en el km 73 a la altura de Torija cogeremos la CM-2011.

Flor de Lavanda, Brihuega, Guadalajara
Flor de Lavanda

En los años 60 Álvaro Mayoral, un maestro de la localidad, que veraneaba en  Francia conoció los famosos campos de  lavanda de  la Provenza y decidió traerse unos esquejes en su maleta. En un primer momento no lograron cuajar estas plantas pero más tarde se hibridó con el espliego autóctono y de ahí  salió  el lavandín.

La familia Corral, agricultores de la zona, vieron el potencial de esta aromática y con la ayuda de un perfumista de renombre (una nariz de Loewe) decidieron apostar por su cultivo. Empezaron con 600 hectareas e  hicieron una planta destiladora de la esencia de lavanda. Hoy en día, Intervoca Aromática produce el 10% de la producción mundial y está considerada como la destiladora mejor equipada de Europa. Su producción va destinada a alta perfumería, cosmética, medicina, productos de decoración… Es posible visitar la destiladora.

Planta de Lavanda, Brihuega, Guadalajara
Planta de Lavanda

El cultivo de lavanda da trabajo a más de 200 agricultores pero además se está convirtiendo en  un gran atractivo turístico. Ya somos muchos los que cada año nos acercamos a nuestra particular  Provenza en España.

Campos de Malacuera, Brihuega, Guadalajara
Campos de Malacuera,

Con cerca de 1000 hectáreas de plantación son varias las zonas que podemos recorrer. Los campos más visitados son:

 Los de Villaviciosa  por la carretera  CM-2005 ( aquí se puede hacer una parada en el monolito del Bicentenario de la Batalla de Brihuega-Villaviciosa).

En estos campos, durante los fines de semana del mes de julio, hay visitas  guiadas. Es necesario reservar. En el Parque de Maria Cristina (enfrente de la Puerta de la Cadena) hay un punto de información y desde allí salen los autobuses.

Campos de Villaviciosa, Brihuega, Guadalajara
Campos de Vilaviciosa

Los de  Malacuera por la carretera GU-925, aquí es donde celebran el Festival de la Lavanda, la actividad estrella de las muchas que el ayuntamiento organiza a lo largo del mes de julio entorno a la lavanda. Se trata de un concierto en pleno campo de lavanda en el que es posible  cenar y  donde todos los asistentes van vestidos de blanco. Es absolutamente necesario reservar con antelación, pese a los precios altos se agotan todas las entradas. Este año 2018 actúa Pitingo y Café Quijano.

Campos de Malacuera, Brihuega, Guadalajara
Campos de Malacuera

Este año 2018 a causa de la climatología la floración va muy retrasada. En la Oficina de Turismo me recomendaron ir a los campos de Valdesaz porque eran los que estaban más avanzados. ¡Qué preciosidad!

Campos de Valdesaz, Brihuega, Guadalajara
Campos de Valdesaz

Pásate por la Oficina de Turismo (Plaza del Coso), allí muy amablemente, te informarán de los campos  que están más vistosos en ese momento.

Te dejo un mapa con las localizaciones de los campos para que te resulte más sencillo llegar.

Pasear por los campos

Pasear por los campos de lavanda es toda una experiencia sensorial.

El espectáculo cromático es increíble. El morado manda, con sus distintas tonalidades dependiendo de la variedad, acompañado del verde  de los tallos, el marrón de la tierra pedregosa, el azul del cielo alcarreño y  si a esto  le sumamos el contraste con el amarillo  de la cebada o el trigo el resultado es un paisaje sublime.

Campos de Valdesaz, Brihuega, Guadalajara
Campos de Valdesaz

Pasear por estos campos teñidos de morado es hacerlo acompañado de miles de abejas que están polinizando las flores. Al principio, oír su zumbido  impone un poco de respeto. Pero no te asustes, ellas están trabajando, de ahí saldrá la rica miel de La Alcarria. No las molestes y no pasará nada. La sensación de estar en contacto tan directo con la naturaleza es impresionante.

Y a todo esto quiero que te imagines el olor. Un agradable aroma a lavanda lo inunda todo. Definitivamente tienes que ir para ver, oir, oler…

Campos de Valdesaz, Brihuega, Guadalajara
Campos de Valdesaz

Algunos consejos para la visita

  • Debes ir durante la floración, es decir, en el mes de julio. Aunque dependiendo de las condiciones climáticas esta se puede adelantar un poco o retrasar. Infórmate antes.
  • Los campos son fincas privadas y no cobran nada por visitarlas. Puedes pasear por ellas pero por favor, respeta las plantas. No es necesario tocarlas y mucho menos arrancar ramilletes. Tampoco tires basura. Ya sé que esto es muy obvio pero sabes que hay gente para todo. Los agricultores miman mucho a sus plantas, no vayamos los turistas a estropearlas.
  • Aparca en las zonas acondicionadas para ello. No dejes el coche en la carretera, somos muchos y podemos provocar un accidente.
  • La mejor hora para ir es el amanecer y el atardecer. Primero para evitar el calor y segundo porque son las mejores horas para la fotografía. Los colores se intensifican y también habrá menos abejas.
  • Lleva la batería de tu cámara de fotos cargada y una buena tarjeta de memoria, seguro que harás muchísimas fotos.
  • Y para que las fotos queden más resultonas vístete  de blanco o algún color que contraste con el morado. Vete con calzado cómodo, el suelo es pedregoso.
  • Si tienes la oportunidad de ir entre semana, no lo dudes. Los fines de semana hay mucha gente aunque igualmente los podrás disfrutar.
  • Finalmente, disfruta mucho de toda esta belleza y sé muy feliz paseando por los campos de lavanda.
Campos de Valdesaz, Brihuega, Guadalajara
Campos de Valdesaz

 Qué ver en Brihuega, el jardín de la Alcarria

Más allá de los campos de lavanda, el pueblo de Brihuega, declarado Conjunto Monumental Histórico-Artístico, se merece una visita.

Calle de Brihuega, Guadalajara
Calle de Brihuega

De la presencia de los árabes todavía se conservan conservan tramos de la muralla en todo el perimetro del pueblo así como algunas de las puertas de acceso, la de la Cadena y la de Cozagón.

Puerta de la Cadena, Brihuega, Guadalajara
Puerta de la Cadena

En la Plaza del Coso  te encontrarás el Ayuntamiento, la Real Cárcel de Carlos III ( alberga la Oficina de Turismo) así como unas cuevas árabes. La cuevas son privadas pero se pueden visitar por un módico precio. Si las encuentras cerradas pregunta en la carnicería que hay al lado, son los dueños.

Acércate hasta el Castillo de la Piedra Bermeja y la iglesia de Santa Maria de la Peña , merece la pena.

 Castillo de la Piedra Bermeja y la iglesia de Santa Maria de la Peña
Castillo de la Piedra Bermeja y la iglesia de Santa Maria de la Peña

Muy cerca está el Convento de San José que actualmente alberga el Museo de Miniaturas del Profesor Max. Y al lado, la Escuela de Gramáticos, donde vivió sus últimos años el reportero Manu Leguineche.

No te olvides de visitar la Iglesia de San Felipe del siglo XIII, en estilo románico de transición al gótico, ¡es un templo muy bonito!

Iglesia de San Felipe, Brihuega, Guadalajara
Iglesia de San Felipe

Pero si algo te va a sorprender son las numerosas fuentes que verás por todo el pueblo. Destaca la fuente de los Doce Caños que suministra agua al lavadero.

Fuente de los Doce Caños, Brihuega, Guadalajara
Fuente de los Doce Caños

Ya en la parte alta de la villa, visita los Jardines de la Real Fábrica de Paños, excelente mirador de todo el valle del Tajuña. Cela, que pasó por Brihuega en su famoso “Viaje a la Alcarria”, escribió:

“El jardín de la fábrica es un jardín romántico, un jardín para morir, en la adolescencia de amor, de desesperación, de tisis y de nostalgia…”

Jardínes de la Real Fábrica de Paños, Brihuega, Guadalajara
Jardínes de la Real Fábrica de Paños

Y como en cualquier otro viaje lo mejor que puedes hacer es perderte por las calles  y descubrir tus propios rincones mágicos. Así fue como paseando por el pueblo  me encontré con un tesoro, “La Clandestina” una preciosa tienda de antigüedades, regentada por dos  hermanos encantadores y exquisitamente decorada. Pásate a verla ¡te sorprenderá!

¡Brihuega me enamoró!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.